RSS

13 de mayo de 2009

Eduardo Osorio, una trayectoria en el Fondo Editorial del IMC


Las actividades artísticas del Instituto Mexiquense de Cultura, donde laboro, siguen canceladas. Sin embargo, la contingencia sanitaria no es pretexto para interrumpir nuestros comunicados de prensa. En estos días, hemos conversado con escritores, músicos y pintores que, desde diferentes vías, han desarrollado su trabajo cerca de esta institución. Así llegamos al repaso de tres obras relevantes en la trayectoria de Eduardo Osorio, una de las figuras representativas de la escena literaria local. A continuación les dejo el comunicado, que también aparecerá en algunos medios impresos.


Eduardo Osorio, una trayectoria en el Fondo Editorial del IMC


Toluca, Estado de México.- Nacido en Toluca en 1958, Eduardo Osorio ha forjado una sólida trayectoria literaria en el panorama local. Escritor y editor, presidente del Centro Toluqueño de Escritores, ha ejercido el periodismo en sitios tan dispares como Chihuahua, Guanajuato y Nuevo León. Ahí, ha desarrollado su propio sentido del lenguaje, el cual ha quedado plasmado en una decena de libros y plaquettes. Tres de ellos, que representan tres momentos medulares en su carrera, han sido publicados y promovidos por el Instituto Mexiquense de Cultura (IMC) y su antecedente directo, la Dirección de Patrimonio Cultural.

En mayo de 1986, pocos meses antes de la creación del Instituto Mexiquense de Cultura, Osorio publicó su primer libro, Cuentos breves para suicidas y enamorados, con el apoyo de la Dirección de Patrimonio Cultural. Surgido como respuesta a una convocatoria oficial para publicación de obra –la primera en su tipo, según recuerda el escritor–, encarna la suma de muchos años de experimentar con la minificción, un género literario que acentúa la conciliación entre dos grandes dudas del autor: la poesía y la narrativa. Por esta razón, es también el volumen en el cual, dice Osorio, “se concede mayores libertades creativas y temáticas, pues propone asuntos poco recurrentes, como textos de anticipación, bromas, anécdotas cotidianas y falsos cuentos chinos”.

Poco después, en 1990, el Instituto Mexiquense de Cultura se encargó de la edición de El año en que se coronaron los Diablos. Merecedor del Premio Nacional de Novela “Ignacio Manuel Altamirano”, este libro constituye una “propuesta para examinar la constante crisis urbana que aqueja a nuestro país”. Para Osorio, el crecimiento y la multiplicación de las ciudades ha desembocado en la expulsión de las personas que construyen y habitan el ambiente urbano. Al mismo tiempo, El año en que se coronaron los Diablos rescata algunos rasgos angulares del origen y la historia de Toluca, una ciudad que, para bien o para mal, “sólo se recuerda por el futbol y el chorizo”.

Por último, El enigma Carmen apareció a mediados de 2008. Esta novela, editada por el Instituto Mexiquense de Cultura e incluida en la Biblioteca Mexiquense del Bicentenario, es resultado de “un proceso literario con más elaboración e imaginación”, pues, a decir de su autor, incluye juegos fractales, estructuras y otros procedimientos –como técnicas teatrales y notas periodísticas– que conducen a la renovación del lenguaje.

El propósito, según lo plantea Osorio por boca de uno de sus personajes, radica en que “el espectador imagine y no sea un robot frente a lo que lee”; es decir, que seamos capaces de aventurarnos en el texto, formular hipótesis y obtener nuestras propias conclusiones. Con esta idea en mente, señala que, después de varios años, sólo percibe lo que ha escrito “en función de lo que piensan los lectores”.

Estas obras de Eduardo Osorio se encuentran disponibles, a la par de un amplio catálogo de publicaciones, en la Librería del Estado de México (en el Centro Cultural Mexiquense, Boulevard Jesús Reyes Heroles 302, delegación San Buenaventura, en las afueras de Toluca), la Librería Educal (a un costado del Museo José María Velasco, Sebastián Lerdo de Tejada 400, esquina Nicolás Bravo, a unos pasos de los Portales) y la Galería del Museo de la Acuarela (Melchor Ocampo 105, frente a la Alameda).


* La fotografía de Eduardo Osorio proviene del sitio oficial del Centro Toluqueño de Escritores, que puede consultarse aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, ¿sabes donde puedo conseguir el libro de "Cuento de Breves para suicidas y enamorados" de Eduardo Osorio? porque, bueno, es dificil encontrarlo dado que se publicó en el año en que nací jeje.
Saludos desde Nezahualcoyotl y gracias por tu tiempo.
Francisco Guzmán. francisco_j_guzman@hotmail.com

Margarita dijo...

Hola, Francisco:

El libro "Cuentos breves para suicidas y enamorados" es prácticamente inconseguible. En efecto, han pasado años desde su edición y, simplemente, se agotó y no ha vuelto a aparecer. Yo tengo una copia que encontré perdida por ahí, pero, hasta donde yo sé, simplemente ya no hay.

El que sí se puede conseguir con facilidad es "El enigma Carmen", quizás el mejor trabajo de este autor. Así que no dejes de echarle un ojo.

Esperamos que nos sigas visitando. Gracias por dejarnos tu comentario, también.

Periódico dijo...

Hola, Escribo desde Cd. Juárez Chihuahua.

Habría alguna manera de hablar personalmente con Eduardo Osorio o escribirle. fuimos compañeros en un periódico local en 1986. Me gustaria volver a platicar con él.

He leido muchas veces sus cuentos breves.

Saludos.
clucerogallegos@live.com.mx